"El cielo es un lugar pequeño para guardar mis sueños"

martes, 19 de diciembre de 2017

Écoulement

   Incontrolablemente te tengo en cuenta todo el rato, no puedo evitarlo y eso me molesta. Me gusta tenerlo todo controlado. Y esto no puedo si quiera saber que es. 
Me descubro mirándote, y lo compenso haciendo como que no te veo. Tiendo a buscarte y sin querer me tienes delante. Tu ni lo notas, ni me ves, y yo expuesta e irremediablemente atenta a que debo y no debo hacer.
   Mi miedo es que me lo notes, está en que te des cuenta que estoy mas pendiente de ti que de mis pasos, en que sepas que me quedo en blanco la mitad de veces que hablamos y en que me pilles alguna vez cuando te miro de reojo, y te des cuenta, tu antes que yo, de que me he quedado embobada.
   No debería, y eso me molesta. Me molesta no poder hacer más, me molesta no saber por donde ir, me molesta no poder gritarlo y abrazarte por detrás, me molestan tantas cosas que cuando escribo y pienso se me hace un nudo en el estomago como cuando voy a salir a jugar.
   Me molesta tremendamente lo simpaticx que eres, me molesta que me hables y que me dejes de hablar, que te des cuenta de que estoy o que te vayas sin mirarme, me molesta todo porque la incertidumbre nunca fue un lugar donde yo supiera moverme y ahora mismo estoy hasta las cejas.

   
    Las cosas nunca fueron fáciles, y a veces, cuando no tienes nada, piensas que es simple encontrar a alguien que te guste y al que le gustes. Alguien con el que  compartirás poco a poco trocitos de vida hasta que sin daros cuenta seréis dos personas que se eligen en su camino. Es sencillo decían.
Pero esto que vivimos, oh amigos, aquí no hay nada simple. Y aunque si es verdad que nos complicamos la vida demasiado y sin motivo, hay momentos que joder, se complican solos. Hay momentos que solo piensas, porque estoy aquí si yo únicamente quería algo sencillo. Pero en realidad eso no lo eliges tu. Y en el fondo ese pequeño detalle es lo que más me molesta.

    Porque si yo pudiera elegirlo, escogería a la persona con la que puedes contar, que comparte tus gustos, que te trae un café cuando lo necesitas, que sabe cuando dejarte hablar y llorar y cuando tiene que decirte que muevas el culo. Esa persona que sabes que seria perfecta para ti, pero por desgracia  no te hace sentir ni la mitad de la emoción que sientes ahora.
     Esa persona no te gusta de manera descontrolada, no te remueve el estomago, no te hace entrar de repente en un sitio en el que no hay nadie más que ellx y tu, no te perturba, ni te descoloca, no hace que tengas ganas de besarle y matarle al mismo tiempo, no te emociona, no te hace sentir loca, ni te desmonta el dia con dos palabras, no está en tu mente constantemente, no te obliga a parar y decir "centrate", no consigue sacarte esa sonrisa al ver que esta "escribiendo", ni te pone nerviosa saber que vas a verle. Esa persona no es tu persona.


    Y quizá aquella que si consigue hacerte sentir todo eso tampoco lo sea, porque ya he dicho que la vida es complicada, pero valdrá la pena arriesgarse por alguien que te descoloca el mundo. Sino por quien lo íbamos a hacer? 

martes, 12 de diciembre de 2017

Esprit fort

  Salgamos de este agujero de caca. Si he dicho caca, porque queda mas fino que decir deja de revolcarte en la mierda que crees estar. 
 Y probablemente me repita, y al leerme de continuo pienso; joder Paula que pesadita con la motivación. Pero es la vida, y cada ciertos meses necesito una dosis de verdadera realidad. 
   Porque eso en lo que crees vivir no es la realidad, no es más que lo que tu deseas ver, y por raro que parezca puede ser muy autodestructivo. Se ve que se lleva la autocompasión y yo ya estoy harta de decir que mi vida es una mierda, de decir que no tengo dinero y de que nada me sale bien. Estoy cansada de autocompadecerme y pensar que no soy tan buena, de levantarme tarde y ocupar mi mente viendo series y más series porque pensar que estoy haciendo con mi vida me crea un agujero del tamaño de Texas en el estomago. Cada uno lo lleva como puede y yo escribo, poco pero escribo.
 Y ahora que se acaba el año es hora de ponerse un poco crítica y de dar mucho más de mi de lo que estoy dando, porque estoy siendo desaprovechada por mi misma, y señores eso es una mierda. 

   Tengo ganas de estar orgullosa de mi misma, de decir, lo he dado todo y aunque no salga bien, joder yo lo he dado todo. De que lavar el coche y que llueva no me fastidie el día, de no fijarme en pequeñas cosas que me van a hacer infeliz y de decirle a todo el mundo que gracias por estar ahí. De ver la jodida suerte que tengo con mi familia y con esas personitas que me alegran los días con un simple "Paula tu puedes". Porque tendemos a fijarnos en lo malo, y eh, tenemos mucha suerte y yo paso de desaprovecharla un solo día más. 

   Y es posible que al leer esto penséis, si pero tus problemas no son como los míos, yo si que tengo una vida de mierda. Queridos amigos, esta es mi forma de animarme, y vosotros debéis encontrar la vuestra pero me juego mi mano derecha a que con un poco de esfuerzo mental os daréis cuenta de que os pasáis el día poniendo excusas para seguir siendo infelices. Pararos a pensarlo porque en realidad es muy surrealista que nos saboteemos con lo fácil que es ser un poquito más feliz. 

miércoles, 21 de diciembre de 2016

Nitrogena

Que aun me ponga nerviosa debe ser algo bueno, pensaba que ya no me acordaría. Pensaba que no tenía porque volver a pasar, parecía algo adolescente, irracional y totalmente incontrolable, pero aquí estamos otra vez, nerviosa.
Y no en un momento solo, nerviosa de pensarlo, nerviosa de de verle, nerviosa de estar cerca y apartar la mirada, nerviosa de no saber que decir y esperar que solo con sonreír baste, porque no puedes sacar nada más sincero. Nerviosa de sospechar que cada palabra dicha y cada frase callada sea un error fatal, de estar demostrando poco o tal vez demasiado. Y es que tras mucho tiempo compartiendo vida conmigo misma, puedo asegurar que es difícil cambiar de opinión más que yo.
Así que mi único consejo es, paciencia, conmigo claro, que no debo ser fácil de aguantar y mucho menos de entender. Pero tu tampoco lo eres, y claramente, ahí está lo


interesante. 

viernes, 4 de noviembre de 2016

Rêves

   A mi yo del futuro le digo que no se arrepienta, porque lo hizo bien. Le digo que si alguna vez duda es normal, pero no nos dejaron hacer más. A mi yo del futuro le digo que hoy era el momento de cambiar la página, de cerrar capítulo y encontrar otro libro. A mi yo del futuro le digo que hoy duele pero que espero no equivocarme al pensar que poco a poco será menos el dolor y más la ilusión.
   A mi yo del futuro le digo que se quiera, que alguien le dijo una vez que "aceptamos el amor que creemos merecer", y que cojones,  merecemos de aquí a la luna. A mi yo del futuro le digo que viaje, que viva, que crezca, que todas esas noches en las que la oscuridad se viene encima no sean mas que una motivación para no perder nunca la energía que mueve el mundo.

   A mi yo del futuro le digo que no piense, que no malgaste el tiempo, que este siempre preparada. Le digo que escuche y opine, que no fuerce, que fluya. A mi yo del futuro le digo que DISFRUTE, que goce, que tenga orgasmos. le digo que no se deje nada dentro, que grite, que cuando mire atrás y me vea se sienta orgullosa. A mi yo del futuro le digo que baile, que elija, que se compre zapatos. A mi yo del futuro le digo que se pare de vez en cuando y respire, como bien nos han enseñado, que coja la bici y llegue muy lejos, que camine sin saber a donde, que pregunte, que salte por encima de sus miedos. Pero sobre todo a mi yo del futuro le digo que jamás pierda la esperanza.



  A mi yo del futuro le digo que espero que ya sepa hablar francés. 

miércoles, 26 de octubre de 2016

Je veux ...

   Me gustaría hablarte a ti, a la persona que solías ser,
a ti que me entendías en tantas cosas,
a ti que me querías tanto y tanto hacías por mi,
a ti que me apoyabas y compartías tus ilusiones conmigo.
   Me gustaría hablarte a ti y no a esta pseudorelación que ha quedado, 
a ti y no al rencor y la cortesía banal que ahora flotan en cada palabra. 
Me gustaría que no negaras más lo que sientes, y que por una vez, solo una vez,
vieras el lado positivo. 
   Me gustaría que me vieras a mi y que sigo aquí,
 no por voluntad o por despertar ningún sentimiento en ti,
sino porque no puedo irme, a pesar de haberlo intentado.
   Me gustaría que un "Te quiero" ahora cambiara algo para ti, 
eso que siempre ha estado ahí, y que ambos llevamos sobre la piel.
   Me gustaría ser tu y yo otra vez pero mucho más sabios, 
me gustaría no pensar que lo nuestro ya fue y no volverá,
   Me gustaría que fuera presente y no ese pasado que cada vez está más lejos, 
más idealizado y más inalcanzable. 
   Pero sobre todo, me gustaría que esto no quedara aquí,
escrito donde nunca lo vas a leer, 
porque a ti ya no te quedan ilusiones para hacerlo
ni a mi fuerzas para luchar por él.

sábado, 8 de octubre de 2016

Être

   Y recortaría todas las malas palabras, y recortaría todas las salidas de tono, y recortaría hasta dejar solo lo bueno. Pero a donde vamos con lo bueno si no hay nada con que compararlo, deja de ser tan bueno para solo ser. Miremos las cosas como si solo fueran y busquemos el porqué fueron, olvidemos la etiqueta y dediquémonos a no recortar.
   Siempre fui la optimista con todo menos con nosotros, y ahora me parece que estamos justo al revés. Siempre vi lo bueno de cada situación, de cada persona que hacia algo mal o de cada plan que no salia bien. Siempre vi lo malo de las peleas, de los desacuerdos y de las diferencias que nos separaban. Siempre me mantuve firme y funcionó...

...O no


Será mi culpa
si al levantarme
lo primero que hago 
es darme cuenta de tu ausencia, con un impacto
que me proporciona un impulso 
que me empuja a decirte algo.  


martes, 30 de agosto de 2016

Here we comes again

   Y buscando que escribir, o sobre quien escribir pierdo el tiempo, cuando lo que quiero decir es tan simple. Vuelvo a mi plan. 

   Es posible que sea gracias a ti o gracias a lo que dices, tal vez sea por como lo dices... Pero esa extraña sensación que hace que te des cuenta de que no estás donde quieres, pero te quedan muchas ganas de trabajar para llegar ahí. Es casi contradictorio el hecho de que deprima y motive a la vez, pero supongo que es tu encanto. 
   No se si seré la única que se da cuenta de esa forma de hablar tan particular, o el resto prefiere simplemente dejarse cautivar por ella. Hay películas con guiones mucho peores que tus discursos. 
   Y cuando después de no saber que hacer, de encontrarte en el limbo veraniego de la nada y de plantearte cual es el siguiente paso cada mañana, te das cuenta de que ya lo sabías y solo hace falta ir a por ello.